miércoles, 25 de agosto de 2010

Mi shrek


Si me preguntan cómo me siento ahora, quizás diga que un poco vacía o melancólica. No, esta vez no puedo juzgarlo, es mi deseo contra su inmadurez, es mi facultad de amar tan fácilmente contra su facultad de ingenuidad tan linda. Es su cara linda cuando veo sus ojitos contra mi cara triste cuando estallan los celos. No me entiendo, quisiera pero hasta yo puedo admitir que soy rara, tal vez es un defecto o quizás una virtud. Sé de mí que me gustás, hasta el punto de locura. Sé también que no tendría que pensar en vos. No somos compatibles ni en los gustos más comunes, jamás podrías hacerme feliz y eso es lo que más hiere. Sos otro, sos el antónimo de mi príncipe, sos mi shrek sin final feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario