lunes, 30 de agosto de 2010

Entreabierta.


No descarto la posibilidad de un nuevo amor adolecente. Ya veré cómo voy avanzando por ahora. No sé qué tengo, ni qué quiero, sé que la puerta la tengo entreabierta por si algún día me gano la alegría de tu regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario