sábado, 14 de agosto de 2010

Don nadie, yo... ¿y vos?

Soy tan solo un átomo para el universo, no soy influyente ni soy quien todo el mundo idolatra. Me preocupa la primera parte, pero no sé si está bien decir que no me importa ser la ídola de nadie que no piense. Hoy por hoy, se idolatra a un don nadie, Don Omar, qué sé yo cuántos más. No aportan tan solo una molécula de pensamiento y se llevan sus dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario