sábado, 7 de agosto de 2010

...


Se dicen tantas cosas, tantas que me confunden. ¿Tengo que olvidarte? y si es así, ¿cómo lo hago? ¿Tengo que seguir esperándote?, y si es así ¿hasta cuándo? Se dicen muchas mentiras como que hay que escuchar el corazón, yo francamente de eso no sé nada, no sé escucharme, no sé qué me dice el corazón, de alguna parte se conecta con la cabeza y te lo hace perder todo de nuevo. No sé distinguir 'esto siente mi corazón, esto mi cabeza'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario