jueves, 26 de agosto de 2010

Andate pero volvé algún día.


Dije que iba a estar bien, mencioné que mis lágrimas las dejaba para alguien que valga la pena, definitivamente mentí. Ganas de tirar todo a la basura no me faltan, quiero y no puedo sentenciarte a mi descarte más profundo. No quiero que entres a mi vida para arruinarlo todo y quedándome con estas palabras veo que te vas aunque... tampoco lo quiero, no quiero imaginar tu partida. No me dejes, te necesito. Seríamos felices con tan una caricia. Vos, yo ¿qué más necesitaríamos? Me queda la ruina y espero que te vayas y lleves con vos el sentimiento de alegría que escaseará en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario