viernes, 16 de julio de 2010

A veces.


A veces se me hace difícil hasta diría imposible seguir luchando. Entiendo que no me quieras y me parece en vano siguir esperándote hasta el fin. A veces no, a veces las ganas de atraparte me carcomen y salgo a dar lo mejor de mí, que nunca es demasiado para vos. Ya no sé que hacer, como manejarme, empiezo a crecer y dejo atrás todo tipo de inmadurez, empiezo a madurar y me acompaña la melancolía.Odio no poder siquiera imaginarme odiándote, lo que me une a vos es algo incontrolable y por más de que me exija a mí misma no pensarte no duro ni un segundo en mi promesa, siempre estás ahí, en mi cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario