domingo, 11 de julio de 2010

Te espero.

Si no consigo enamorarme de otra persona quiero que entiendas que es porque lamentablemente no hay otro igual. Con esos errores indefensos y ese carisma tan tuyo, con ese airecito que tenés de grandeza, con esos malos humores que te agarran algunos días. Te espero con todos tus defectos, con todas tus virtudes. Te espero con una sonrisa, porque así quiero esperarte.
Espero ese pelo que tanto me encantó desde el primer día que no puedo descifrar el color, espero esos ojos tan tuyos, espero esa voz inconfundible que la escucho y quiero gritar de alegría, te espero, te espero porque quiero esperarte. Y si algún día no te espero más, cosa que dudo demasiado, será porque me rendí ante la imposibilidad de tu pelo, de tus ojos, de tu voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario