sábado, 31 de julio de 2010

No more.


Ya no quiero degustar el sabor amargo de no tenerte, se volvió un hábito para mí esperarte y no creo que sea así como tenga que pagar los errores que cometí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario