martes, 13 de julio de 2010

No corras tan rápido.


El tiempo pasa y nada puedo hacer. Por más de que quiera vivir toda la vida en un mismo día, en ese día que me acariciaste el pelo, cuando me enojé y me preguntabas por qué, por más de que lo desee con todo mi corazón el tiempo transcurre y con él mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario