jueves, 22 de julio de 2010

Necesito un cambio.


No sé de qué hablar, tampoco tengo muchas ganas de escribir, mas bien me lo tomo como parte de mi rutina. Siempre escuché que la rutina era mala, cansaba, y por más de que nunca siga los pasos de esos consejos que escucho es cierto que esta rutina me está envenenando un poco. Levantarse, cambiarse, desayunar, maquillar, a veces, un poquito mis labios e irme corriendo al auto, horas de escuela que no escucho a los profesores, no me interesa mucho esa intelectualidad, salgo, mi papá tarda un poco en buscarme, llega, vamos a 'la agencia' como y duermo, me despiertan, nos vamos para mi casa, quizás algún día toque algún que otro libro y estudie o por extremada obligación haga la tarea que no pasa muy seguido, un poco de compu, escribo en mi blog, apago la compu, como y vuelvo a dormir.
Casi todos los días son iguales, por suerte las vacaciones pusieron un punto a esto, supongo que la falta de esfuerzo mental me hizo caer en esto. Hoy es muy temprano para cambiar, quizás mañana, pasado, en un futuro no muy lejano cambie. Necesito un cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario