miércoles, 7 de julio de 2010

me voy.


Voy desechando un corazón, un poco descuidado por su dueña, un poco descuidado por las personas que aquel corazón quiso, un corazón que le faltan una, dos, tres piezas y a pesar de que grita y llora para que se den cuenta, no hace más que perder su tiempo. Voy dejando atrás ese corazón roto, voy intentando rehacer, de a poquito, mi vida. Me voy queriendo querer alguien que me quiera, me retiro con pocas palabras y un adiós como firma, me voy alejando hasta de mí misma, porque de tanto que caí ya no me importa pensarme, no me importa darme importancia. Me voy con los ojos tristes, vidriosos y cansados, me voy con unas ganas enormes de poder quedarme, me voy pero sé que estoy haciendo lo que hace mucho debí hacer, me voy porque prefiero perder yo antes de perderte. Me voy con la estúpida ilusión de que vengas a despedirme y me pidas que no me vaya, me voy pensando demasiado y queriendo dejar de pensar un momento. Me voy replanteándo mil veces que estoy haciendo bien. Me fui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario