viernes, 9 de julio de 2010

me dedico.


Con las manos frías, me decido a escribirte otra vez. Me decido a decirte que olvidarte no es más que una utopía, que si te soy franca jamás había sentido algo así. Con la mente algo dolorida me dedico a pensarte otra vez en el día, con el corazón algo roto me dedico a sentirte denuevo, como todos los días, me dedico a jurarme no caer nunca más en esas trampas que te engañan del amor. Con la voz algo ronca y cansada me dedico a hablar mientras escribo, me dedico a decir todo lo que quiero decir, todo lo que resta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario