domingo, 11 de julio de 2010

Lamentablemente.


No soy precisamente una princesa rosa, no sos precisamente un príncipe azul, no somos lo que esperamos y aún así te sigo esperando, vos seguís en busca de esa princesa que, lamentablemente yo no te puedo dar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario