miércoles, 14 de julio de 2010

En estos días raros.


No es que quiera tomar distancia con la felicidad, es un poco complicado. No es que crea que el camino más largo y complicado sea el mejor, no es que quiera tornar la cosas quizás un poco difíciles es que quiero pensar en mí, por mí, conmigo. Quiero tomarme ese tiempo para poder salvarme, para recuperarme y seguir luchando como todos los días ya que el que tiene el mayor poder ante mí no consigue sacarme una mínima sonrisa por estos días. No es que quiero ser el centro de atención, no quiero tampoco pasar desapercibida, es que en estos días cuando el cielo no tiene colores y tu mirada suele no deslumbrar ni llamar la atención me pongo un poco tensa, me contradigo, me maldigo, me ensierro, no necesito ayuda, o al menos eso digo, me viene la imagen que siempre imaginé y mi genio no puede y se pone a pensar en las cosas que vivimos, en las cosas que faltaron, en las cosas hermosas que pasamos juntos sin saber que hacías que mi mundo se vuelva maravilloso con cada sonrisa, con cada risa, con cada anécdota. Sin saber que el pecho de la persona que le dirigías la palabra se moría de taquicardia, se moría de amor. Sin saber que los ojos que mirabas y brillaban estaban enamorados y era por vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario