viernes, 23 de julio de 2010

Con respecto al amor, todo duele.



Todo con respecto al amor, todo duele, hasta el desenamoramiento.

Cuando uno se acostumbra, se acostumbra y nada se puede hacer, me acostumbré a hablar todas las mañanas con vos, a hablar horas los findes de semanas, a tus historias, a tus juegos, a tus risas, y así de repente me encuentro en un laberinto sin salida, porque ya hace varios meses todas esas cosas cambiaron, no tengo ni tus juegos, ni tus risas, no tengo nada, ni siquiera a vos.

En parte, en una gran parte fue culpa mía, pero hoy por hoy me aburro y prefiero colgar los guantes, me da igual ya tu indifenrencia, hasta a veces preferiría que me hables para ver cómo reacciono, porque mi desinterés es notable y hasta yo que mucho no me conozco lo noto, ya no te tengo tan presente, prefiero muchas veces evitar decir tu nombre, muchas veces creo que estás instalado en mi mente pero enrealidad no sos parte de mis sentimientos. Soy como una grabadora que camino y vivo diciendo tu nombre, tratando de que lo escuches pero hay días que me canso de tu ignorancia y esos días prefiero vivir feliz.

No voy a descartar la posibilidad de que me corazón en una semana te siga pidiendo, hoy no siento lo mismo y no puedo negarlo, es mas duele no sentirse enamorada.
Hoy miro mi camino, y veo que todo lo pasado está pisado, hasta lo que jamás pensé pisar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario