domingo, 27 de junio de 2010

Yo.


Es difícil, muy difícil aceptar que no me querés, es difícil muy difícil, pero por favor no me rompas la ilución otra vez. Es difícil muy difícil intentar probar ser feliz viéndote tan feliz al lado de otra, es difícil, muy difícil, pero no imposible ¿no? perdiéndome a mí. Quizás algún día me perdones, y algún día yo me perdone a mí misma, quizás. Quizás creí lo que no debí creer, quizás sin pensarlo siquiera un segundo me sambullí en vos. Yo me quedo con la certeza de que te quise como jamás imaginé me quedo con el recuerdo de tu pelo y el sonido de tu voz. Me quedo con la historia con este final inconcluso, me quedo conmigo misma, porque en fin, yo me elegí a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario