domingo, 27 de junio de 2010

Me enamoré.


Son las nueve menos cuarto y raramente no puedo dormir. Busco una explicación, busco encontrar ese impedimento que me quite el sueño y creo que al único lugar que llego es a vos.

Algún día, quizás no muy tarde, vas a amar y junto con eso me vas a entender. Y no espero feliz ese momento, porque si vos te enamorás, yo muero. No encuentro razones para estar despierta, ahora quiero dormir un poco, quiero despejarme, y quiero no pensarte, aunque sea sólo un mes.

No puedo vivir pendiente de vos y de tus cosas, no quiero. Y aún así la vida me sigue pegando, me sigue insistiendo, me sigue gritando que siga siendo esa esclava que siempre fui, y me aclara que no voy a poder acer lo que yo quiera, que me enamoré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario