martes, 29 de junio de 2010


Escribo y borro, escribo y borro, no sé como empezar, puedo decirte que es el último texto del día, que faltan 2 minutos para que acabe el día, que no tengo razones para escribirte, pero aún así quiero sentarme en esta silla a tipear un poco de lo que siento.

Siento que sentir es lindo, pero a la vez duele mucho, duele verte así, tan feliz, mientras yo le suplico a cupido que me deje ser feliz.

Yo me quedo con frases optimistas, me quedo con esa esperanza que me mantiene viva y la fe que siempre brilló en mí, me quedo con lo que me hace bien, voy descartando lo malo. Pongo en práctica todo lo que la vida pudo llegar a enseñarme, me doy cuenta de que sin vos no soy mucho, pero puedo intentarlo, me doy cuenta que al final tengo que quererme más a mí, que yo me tengo a mí misma, y hay cosas que entiendo, pero hay tantas que no quiero entender.

Me hace mal pensar en esos días que pasamos, me hace daño sufrir en silencio mientras espero alguna señal de parte tuya. En fin, no tengo moraleja e igual May no se queja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario